Imagen: Medellín GURU

Redacción: Laura Ximena Rivas

La Plaza de Botero, un legado colombiano que se ha extendido por el resto del mundo, es creación del reconocido Fernando Botero Angulo, un importante pintor, escultor y dibujante del país, quien se ha destacado por sus creaciones artísticas; cuya noción fue construida de una manera poco común. Es el autor de un referente esencial en Medellín, su ciudad natal. Asimismo, el intérprete, es considerado como el latinoamericano vivo más cotizado en la actualidad, también, ha puesto a la vista su trabajo en los mejores museos del mundo.

Denominado por algunos como el ‘boterismo’, son identificadas sus iconográficas obras, que están acorde a todo tipo de público. Las esculturas de la Plaza de Botero son reconocidas por su carácter tridimensional y voluptuosidad, las cuales están representadas en personas y animales.

Imagen: Shutterstock 

El lugar se encuentra ubicado en una zona estratégica de la ciudad, que recoge toda la cultura y tradición de esta misma, justo al frente del Museo de Antioquia, que, gracias a la donación de Botero, tuvo una significativa transformación para los años 90.

Esta propuesta innovadora e ingeniosa que se inauguró en el año 2001, ha atraído a más de un visitante a la ‘Ciudad Rosada’. Son 23 esculturas de estilo figurativo realizadas en bronce, que se pueden observar al aire libre y que tienen una perfecta descripción y combinación con el sector. Además, la amenidad de sus pobladores y el clima mesotérmico, hacen del plan, uno imperdible.