Imágenes de la audiencia: https://n9.cl/r51v

Redacción: Luis Daniel Londoño. prensa@emisoramariana.org

El Papa Francisco compartió con un grupo de peregrinos, en el Aula Pablo VI, su acostumbrada catequesis, en este caso, en el contexto de la semana de oración por la unidad de los cristianos. El tema de esta semana es el de la hospitalidad.

El Sumo Pontífice, reflexionó sobre un episodio particular de la vida de Pablo y su actividad misionera, como lo fue el naufragio en la isla de Malta: “Pablo y sus compañeros, junto al resto de los tripulantes del barco en que viajaban, quedan a la deriva durante 14 días, perdidos y desorientados, a merced del mar embravecido. El Apóstol, sin embargo, desde su experiencia de fe, llama a la confianza en Dios que es para él un Padre amoroso”.

En la catequesis destaca la labor de apóstol en aquella Isla: “Providencialmente, todos se salvan y llegan a Malta, donde en abierto contraste con esa terrible experiencia que han sufrido, saborean el entrañable modo de hacer hospitalidad de los habitantes de la isla. Es significativo que aquellos hombres, que no conocían a Cristo, fueron capaces de manifestar el amor de Dios.

La hospitalidad espontánea y su trato considerado comunican ese amor de Dios. Por parte suya, Pablo les muestra a ellos la misericordia de Dios, curando a los enfermos de la isla”.

Finalmente, el Papa envió su mensaje en este ambiente de oración por la unidad de los cristianos: “La hospitalidad es una virtud ecuménica; acoger a los cristianos de otras tradiciones significa mostrarles el amor de Dios, pero también acoger lo que Dios ha realizado en sus vidas y dejarnos recibir de las otras comunidades, es lo mismo. Estemos disponibles y abiertos, con el deseo de conocer su experiencia de fe, para vernos enriquecidos por ese don espiritual”.