Imagen tomada de: https://cutt.ly/ZrG8rul

“El incremento significativo de las temperaturas en el día y las heladas en la madrugada han generado fuertes fenómenos de inversión térmica de mayor intensidad en la zona suroccidental de la capital”

Redacción: Karen Clavijo

En los últimos días, Bogotá parece ser la misma, con trancones, estrés, trabajo, estudio o incluso turismo; sin embargo, desde el pasado 6 de febrero, día sin carro y sin moto los capitalinos tuvieron que utilizar el transporte público y bicicleta para transportarse a su lugar de destino u origen; el cual tuvo un horario de 5 de la mañana hasta las 9 de la noche. De esta forma, se presentaron grandes cambios en la movilidad, hubo congestión en los buses de transporte público e incluso la ciclovía en varios puntos de la ciudad. El balance entregado por la Alcaldesa Claudia López menciona “Bogotá ha tenido cero fatalidades por transporte vial y la reducción de accidentes en un 50%”, hubo un incremento del 15% en el Transmilenio reflejado en el número de usuarios.

Sin embargo, en horas de la mañana, varias personas se percataron de la mala calidad de aire y la capa negra que se visualiza desde varios puntos de la ciudad la cual alarmó a la Secretaría de Salud, Medio Ambiente y Movilidad, se registró especialmente en el suroccidente de la capital, la cual recubre la mayor parte de los barrios capitalinos. La Secretaría de Ambiente concluyó que los incrementos de los contaminantes han sido causados por los recientes incendios forestales en Sumapaz, la Orinoquía, la ausencia de lluvias y la baja ventilación, afectando seriamente la capital.  

Debido a los contaminantes atmosféricos, la alcaldía declaro ALERTA AMARILLA en varios puntos de la capital, con el fin de que las diferentes secretarías actuaran debidamente. Carolina Urrutia Secretaría Distrital de Ambiente mecionó, “durante las últimas 48 horas este punto superó los 35,5 microgramos/metro cúbico de PM 2,5: el contaminante más perjudicial para la salud de las personas”. Con el fin de soluionar de donde y como se produjeron estos gases expresó lo siguiente:

“El incremento significativo de las temperaturas en el día y las heladas en la madrugada han generado fuertes fenómenos de inversión térmica de mayor intensidad en la zona suroccidental de la capital. Estos factores limitan el movimiento de los contaminantes, haciendo que se mantengan a nivel del suelo. Además, los vientos han hecho que el material particulado no circule, se concentre y sea más notorio en la atmósfera de la ciudad”.

Por su parte, la secretaría de movilidad, en cabeza de Nicolás Estupiñán, decidió atender esta alerta junto con la alcaldesa, programando así, el día 22 de septiembre como el segundo día sin carro en el año, conmemorando a su vez a nivel mundial esta fecha.

Imagen tomada de: https://cutt.ly/orG8n3B

Para atender este llamado de emergencia, la secretaría de ambiente realizó esta alerta centrada en el suroccidente de Bogotá, donde se encuentran los barrios de Ciudad Bolívar, Bosa, Kennedy, Fontibón, Puente Aranda, delimitando a su vez con Soacha y con Mosquera. Comunicando a los ciudadanos y conductores que, “el transporte de carga de más de 10 años de antigüedad no podrá transitar por el polígono entre las 5:00 a.m. y 11:59 a.m. y entre las 5 p.m. y las 9:59 p.m. La restricción aplica a partir de este viernes 7 de febrero y se mantendrán hasta que se normalicen las condiciones ambientales que dieron origen a la alerta”.

¡Cuidemos el medio ambiente, cuidemos nuestra ciudad!