Imagen: El Tiempo

Redacción: Laura Ximena Rivas. lauraximenarivas@gmail.com

En las últimas semanas, Júpiter, el león que fue rescatado en 2010 de un circo en Cali por Ana Julia Torres, quien se convirtió en su figura materna durante 19 años, ha sido noticia y generó más de una lagrima, luego de conocer el lamentable estado en que se encontraba en el zoológico Los Caimanes, de Buenavista, Córdoba. Hoy, el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, entidad adscrita a la Alcaldía de Cali, en cabeza de su director, Carlos Calderón, suministró la información de la situación de salud actual del animal, mencionó que padece de cáncer en el hígado, situación que se le suma a las precarias condiciones que vivió en el refugio, el cual convirtió en su hábitat durante un tiempo, y que fue testigo del deterioro que contrajo.

Calderón, afirmó: “las masas tumorales que tiene en el parénquima hepático, pueden ser vestigios de un proceso metastático” por ello, el felino se ubica en su etapa terminal, hecho que ha causado conmoción e impacto tanto para Ana Julia Torres, su cuidadora, como para los colombianos en general, quienes, a través de redes sociales se han manifestado con voces de aliento y aflicción. Incluso, fue motivo de cadenas de oración y una ‘velatón’, que se evidenció en Cali, la semana pasada.

Imagen: El Tiempo

Por otra parte, una junta médica interdisciplinaria en un hogar de paso del Dagma, encargados de sus cuidados paliativos y bienestar, aseguraron que, Júpiter arribó a la capital vallecaucana con múltiples enfermedades, entre ellas: disnea, anemia, depresión neurológica y afecciones renal y hepática. Sin embargo, con ayuda del cariño e incondicionalidad de Torres, Júpiter ha mostrado mejoría; “recuperó su apetito, actividad digestiva y ya se pone de pie y da algunos pasos”, según El Tiempo.

Ana Julia Torres, guarda la esperanza; confía en la fuerza y ganas de vivir de Júpiter.