Un hallazgo histórico, sorprendente

Por: Juan Andrés Erazo Guillop

Imagen tomada de agencia noticias Xinhua

Este histórico hallazgo trata de una ciudad del Antiguo Imperio del país árabe en la orilla occidental de Luxor, bajo la arena y en perfectas condiciones, se hallaron muros que estaban casi intactos, además de encontrar diversos objetos de la vida cotidiana de la época que datan de la XVIII dinastía faraónica.

La antigua urbe fue conocida como “El Ascenso de Atón”, esta se fundó por el noveno rey de la dinastía, Amenhotep III; de acuerdo con Zawi Hawass, uno de los arqueólogos más reconocidos de Egipto y jefe de la misión de dicho hallazgo, la ciudad tenía el mayor asentamiento administrativo e industrial de la época en la zona.

El descubrimiento fue catalogado como el más significativo a nivel arqueológico luego del producido en 1922, en el que se halló la tumba de Tutankamón; las excavaciones para llegar al antiguo asentamiento empezaron en septiembre de 2020, en medio de los templos de Amenhotep III y Ramsés lll.

¿Qué se encontró?

Se lograron identificar distintas edificaciones en las que se desempeñaban labores como la panadería, pues se encontraron hornos y lugares de almacenamiento de comida, un lugar en el que se producían ladrillos, otras construcciones en las que se hallaron moldes para fabricar amuletos o elementos decorativos y finalmente, un cementerio en el que se esperan hallar tumbas intactas llenas de tesoros.

Imagen tomada de agencia noticias Xinhua

No obstante, elementos como anillos, escarabajos, vasijas de cerámica de colores y los anteriores ladrillos de barro, todos con sellos del cartucho jeroglífico del mismo faraón, también fueron hallados y corroboraron las fechas en que se usaron.

Sin embargo, el descubrimiento más reciente, corresponde al de una vasija que contenía unos 10 kilos de carne seca o hervida, además de una valiosa inscripción que permite afirmar que la ciudad estaba activa en aquel entonces y no abandonada como anteriormente se creía.