¿Colombia tendrá un nuevo santo?

imagen tomada de: www.uniminuto.edu

Fuente: boletín oficial. Fabiola Morera Comunicaciones

Cuando el domingo 17 de enero se cumplieron 112 años del nacimiento del sacerdote eudista Rafael García Herreros, fundador de “El Minuto de Dios”, el Provincial de los Eudistas en El Minuto de Dios ha anunciado que la Congregación para las Causas de los Santos aceptó a la doctora Silvia Correale como postuladora de la causa de beatificación del Siervo de Dios Rafael García Herreros.

El padre Camilo Bernal, superior provincial, informó que fue fundamental el apoyo del Embajador de Colombia ante la Santa Sede, doctor Jorge Mario Eastman Robledo, para dar continuidad al proceso, iniciado en Colombia en 2013 y cuya “fase diocesana” culminó en 2018. Con esta decisión, comenzará la “fase romana” de la Causa.

La Congregación de Jesús y María (Eudistas) a la que pertenece el fundador de El Minuto de Dios, ha animado y apoyado todo el proceso a lo largo de los años. La Provincia Eudista Minuto de Dios fue dando cada paso en consulta con la Administración General de los Eudistas y con el Obispo de Engativá. El Superior General nombró a la postuladora, Dra. Silvia Correale, y al vicepostulador, P. Iván Díaz. El Procurador de los Eudistas en Roma, P. Gerson Mora, realizó las gestiones con el Embajador de Colombia ante la Santa Sede.

Imagen tomada de www.eudistasmd.org

El padre García Herreros, nacido en Cúcuta el 17 de enero de 1909 y fallecido en Bogotá el 24 de noviembre de 1992, dedicó los primeros 20 años de su vida sacerdotal a ser formador de sacerdotes, actividad propia de su comunidad religiosa, y el resto de su existencia lo ocupó en el servicio a los pobres, el desarrollo social y la construcción de la paz.

Su obra emblemática, “El Minuto de Dios”, así como sus mensajes en el programa de televisión del mismo nombre, y otras enseñanzas y escritos, contenidos en 33 volúmenes, al igual que el Museo Rafael García Herreros, dan cuenta de por qué la Iglesia Católica estaría interesada en proponer al P. García Herreros como ejemplo para los colombianos y los cristianos del mundo entero.

El Superior General de los Eudistas, padre Jean Michel Amouriaux, ha destacado el proceso de beatificación del padre Rafael García Herreros como “muy significativo” para los Eudistas, cuyas Constituciones establecen que la comunidad sea “una escuela de santidad para quienes a ella llegan”. Expresó que el Siervo de Dios “no buscó el éxito, el dinero, el poder, sino la gloria de Dios, el servicio a los pobres y la realización de la misión de la Congregación. Tenemos en él un modelo… que los invita a permanecer en una vida evangélica de humildad, sobriedad y servicio. Estas son cualidades del Siervo de Dios, tan útiles para todos aquellos que revindiquen su herencia” (Carta a la Provincia Minuto de Dios, agosto 2019)

El padre Diego Jaramillo, sucesor del P. García Herreros al frente de la obra de El Minuto de Dios, se expresó así en el programa de televisión: “En El Minuto de Dios recordamos permanentemente al padre Rafael García Herreros, y de modo especial lo hacemos el 17 de enero, cuando recordamos su natalicio. Él fue el inspirador de la obra social y evangelizadora que hemos podido llevar a cabo. Predicó siempre a Jesucristo, camino que nos conduce a Dios. Insistió en que trabajásemos en la Renovación espiritual de la Iglesia, y que manifestásemos nuestro amor fraterno, sobre todo a los pobres. Hoy le suplicamos a Dios que, en un futuro no muy lejano, la vida y el testimonio del padre García Herreros sean reconocidos por la Iglesia, y presentados al pueblo cristiano como ejemplo de fe y de compromiso social”.

El P. Iván Díaz, vicepostulador, explicó que el proceso canónico –que tiene dos fases: la diocesana y la romana- “reúne las pruebas que permitirán tener la certeza moral acerca de la pureza e integridad de vida del Siervo de Dios, cómo éste practicó en grado heroico las virtudes teologales (fe, esperanza y caridad), las virtudes cardinales (prudencia, fortaleza, justicia y templanza) y las obligaciones evangélicas (castidad, obediencia y pobreza), todo lo cual configura también la fama de santidad del Siervo de Dios; al igual que se demostrará cómo algunos fieles han recibido de Dios gracias y favores por la intercesión del Siervo de Dios (lo cual se conoce como fama signorum)”.

!En hora buena! a los padres Eudistas. La Iglesia colombiana se llena de alegría por esta noticia y por la posibilidad, de que Colombia tenga un nuevo santo.

Salir de la versión móvil